Compartir:

Bien temprano en la mañana se exhiben con toda la coquetería a través de una demostración de color, sonidos, movimientos  y estética  que embellece los ecosistemas.

Las aves que surcan el cielo del Jardín Botánico del Quindío, en predios del municipio de Calarcá, conforman ahora un atractivo turístico que estimula la pasión por esta práctica, cada vez más llamativa y popular. Son más de 130 especies que tienen su hogar permanente en este terreno acogedor, convertido también en el punto de llegada de aves migratorias que hacen tránsito por esta región del país.

IMG 0007Se trata de un programa planeado, implementado y organizado para responder a las inquietudes de muchos turistas que conocen la riqueza natural del Quindío representada en estos pequeños y hermosos animales del aire.

Este departamento colombiano acoge en toda su extensión más de 500 especies, un promedio que lo privilegia como referente de esta actividad  y poco a poco empieza a tomarse el interés de apasionados en el mundo por el entretenimiento que produce ver e identificar las aves.

La jornada de avistamiento en el Jardín Botánico del Quindío inicia a las 6:30 am. Con guías especializados y dotación de binoculares empieza una travesía en busca de imágenes increíbles de estos extraordinarios y hermosos dueños de las alturas.

Son más de cuatro horas de un recorrido silencioso, a través de bosques, puentes y una torre de más de 15 metros de altura, que demanda paciencia, buena sensibilidad visual y por supuesto grandes emociones.

Los guías acompañan, informan acerca de las especies que están cerca y dan consejos para sacarle mejor provecho a la jornada. Muchos de los que participan llegan con sus equipos para hacer las mejores fotos y muestran como trofeos sus instantáneas, al finalizar la actividad.

Este programa se puede solicitar cualquier día de la semana y significa un encuentro con ese poder interior que permite descubrir los tesoros desde la fragilidad que se produce en el noble y plácido vuelo de los pájaros.

CONSULTA EN JARDÍN BOTANICO DEL QUINDÍO