Compartir:

A las 9 de la mañana, hora en que se abre el parque, delegaciones completas de turistas venidos de diferentes partes del país, alistan su ingreso  a uno de los sitios que genera mayores emociones y atracción de Colombia.

torreEl auge turístico alcanzado en el país durante los últimos 15 años y que ha beneficiado al departamento del Quindío por condiciones como su ubicación geográfica, su accesibilidad vial y aérea, su seguridad  y su extraordinaria belleza natural, trajo consigo la aparición de la que hoy es considerada la joya del turismo regional porque desde que se inauguró en 1995 no ha dejado de ser la primera elección de entretenimiento de los visitantes y de quienes viven aquí.

El Parque del Café resulta un lugar mágico y necesario que sustenta su nivel de interés en la mezcla de actividades propicias para todas las edades.

Pero, ¿cuál es el eje de su éxito? Es evidente que los jóvenes encuentran una fuente interminable de razones en las atracciones mecánicas que desatan en ellos un torrente de adrenalina tan coherente con la energía propia de su edad. En diciembre de 2014 se puso en funcionamiento una nueva montaña rusa como para completar ese paquete de buenos momentos que sigue atrapando el interés de esta población.

IMG 1312La reinvención es clave

Cabe destacar que el parque cumple un trabajo de reinvención permanente, tarea que le permite ser diferente, atractivo y renovador. Hace poco tiempo dio apertura a los rápidos, un circuito acuático similar al que tienen los parques de Orlando, Estados Unidos, y poco antes inauguró La Cumbre, un aparato que extrae emociones puras en pocos segundos.

Sin embargo, el parque no paró ahí. Apegado a su vocación de promover la cultura cafetera efectuó la renovación del museo interactivo del café. Los adultos se ven atraídos por esta exhibición  porque corresponde a la memoria de una tradición centenaria tan representativa que llevó a la región a convertirse en patrimonio inmaterial de la humanidad por su paisaje cultural cafetero.

Pero además su torre mirador, insignia del turismo del Quindío, sus senderos, el puente colgante, su jardín de fábulas, su museo de arqueología y su estación del tren, por mencionar parte de los escenarios a los que se puede acceder durante la estancia en el lugar, complementa la suma de encantos que conecta al visitante con el entorno hasta hacerlo protagonista de una experiencia única e irrepetible.

AndinaQué shows

Dos magníficos shows le dan un toque distintivo, formativo y humano. El primero, dedicado a la naturaleza tiene un carácter infantil pero deja un mensaje de respeto por el medio ambiente para toda la gente, y el segundo es un espectáculo de dimensión internacional que reúne más de 25 bailarines profesionales entorno a un escenario en el que se hace un homenaje al café, pero involucrando ritmos autóctonos de diferentes regiones del país. Es una muestra de arte, cultura y nacionalismo que invita a amar la patria, a vivir las tradiciones y a valorar el café.

Es posible que en poco tiempo estemos hablando de nuevas atracciones, nuevos shows y más infraestructura. Pese a ello, el Parque del Café logra su magia gracias a ese espíritu que logra sobresaltar los corazones y sembrar afectos, momentos y pasión por lo que entrega el Quindío a sus turistas.

El Parque del Café brinda una experiencia que no se olvida jamás.