Compartir:

El nombre de uno de los atractivos turísticos más importantes del Quindío suena curioso, especial y diferente, aunque el origen de su conformación no es el que usted está pensando.

La historia es contada por su propio inspirador, un hombre simpático que recurre a las huellas indelebles de la cultura campesina cafetera para recrear parte de la idiosincrasia quindiana.

El relato completo aquí

 

Los muertos parados

IMG 7269Muchas historias se tejen alrededor de un mito que crece entre los habitantes del municipio de Circasia, al norte del Quindío, de que en el cementerio libre de la población se sepultaron muertos en posición vertical.

Braulio Botero, su fundador y algunos de quienes hicieron posible la construcción del panteón, lo pidieron como destino final al momento de su muerte.

Entérese aquí de lo que sucedió alrededor de este acontecimiento.

 

El tesoro del cacique Calarcá

Ante la llegada de los españoles, el poderoso cacique Calarcá, de la tribu Pijao, buscó un refugio seguro para sus tesoros, lejos del riesgo de los invasores. Muchos rumores se han tejido sobre el sitio que eligió este líder aborigen.

Sin embargo, los cronistas de la época cuentan detalles que describen la estrecha relación de los detalles de esta historia con lo que se conoce de la cultura Chibcha y la destinación de sus tesoros, todo un misterio que aún no se resuelve.

Lea aquí el relato de las similitudes de esta historia.