Compartir:

Se encuentra en uno de los sectores rurales más apreciados por los turistas que llegan al Quindío.

arquitectura la chagrita mapaturA solo unos metros de llegar al Parque del Café, sobre un desvío que conduce a la vereda Cantores del municipio de Montenegro, Quindío, se halla la finca turística La Chagrita, un confortable alojamiento rural que presenta una oferta de servicios ideal para el descanso. (ver más Finca Hotel La Chagrita)

Lo que pocos conocen de este lugar es que guarda en parte de su estructura las huellas de una cultura que se hizo presente durante la colonización antioqueña hace ya casi dos siglos.

Es un detalle que salta a la vista apenas se ingresa a la casa principal. Se trata del cielo raso, una obra que posee originalidad en su diseño, colores, materiales y forma de construcción de las primeras viviendas que se levantaron en estos nuevos territorios baldíos.

Pero además aparecen también en el kiosco de la piscina y en la segunda casa que alberga varias habitaciones.

Pese al entorno de naturaleza y servicios que presenta La Chagrita, sus cielos rasos son el aporte cultural más importante que le pueden entregar a un turista porque se trata de compartir con él un trozo de la historia de la región.

Para el antropólogo y profesor universitario Roberto Restrepo, los cielos rasos de la Finca Hotel La Chagrita deben ser considerados un verdadero patrimonio por los aportes que ofrece en torno a la arquitectura de la vieja usanza, cuando la madera se cortaba en trozos para darle una curvatura especial, así parte del mismo material fuera considerado desperdicio.

Pocas casas en el departamento del Quindío quedan con estos rasgos característicos. Muchas propiedades se extinguieron por la fuerza del modernismo y gran parte  fue destruido por el terremoto que azotó el Eje Cafetero en 1999.