Compartir:

A las 8:30 de la mañana de ese segundo miércoles de febrero nos encontramos con Fabián Torres, gerente de Café La Morelia, para vivir una experiencia Mapatur prometida: la preparación de un café diferente.

foto cafeCon Rodrigo Estrada Reveiz, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Armenia como invitado, estuvimos atentos a los detalles que motivaron el encuentro. Justo en el sitio donde se efectúan las cataciones, en la finca cafetera que lleva la misma marca del producto, a pocos metros del corregimiento El Caimo de Armenia, nuestro anfitrión demostró la versatilidad de la bebida cuando se trata de obtener su mejor sabor.

En una vasija pequeña de cristal puso un dripper o v 60 coffee, un elemento de extracción artesanal de café muy reconocido que habría de cumplir el cometido de esa mañana. Su técnica no tuvo misterio, no así la materia prima que depositó en el recipiente, el proceso de unos granos maduros que fueron secados sin pelar para ofrecer una consistencia diferencial.

Enseguida dejó caer agua caliente y afloró, a través del filtrado, un aroma inconfundible, profundo y enamorador que nos impulsó a probarlo. El resultado de esta sencilla actividad, una explosión de notas afrutadas, un tanto acerezadas en nuestra boca que pudimos detectar en la segunda degustación, como se hace cuando se cata el vino.

Sin embargo, el gran secreto del éxito de ese momento no se gestó ahí, se trabajó con ciencia y conocimiento durante el cultivo de los granos a partir del control de variables como la temperatura y la humedad. Fabián nos explicó que ellos lo vienen haciendo para producir mejores lotes de café buscando añadir valor a nivel de condiciones de calidad y sabores experienciales, en procura de conquistar nuevos mercados.

Como La Morelia, algunos cultivadores quindianos también han incursionado en procesos similares, otros empiezan apenas, todos unidos en torno al deseo de provocar la transformación y reinvención de esta foto general la moreliasorprendente bebida que se prepara para conquistar el paladar de exigentes consumidores en el mundo.

Con regularidad, grupos de turistas que llegan al Eje Cafetero visitan este lugar para conocer en detalle el proceso del Café y como nosotros esa mañana, quedan a gusto con los estímulos sensoriales que descubren a través de este atrapador aroma y sabor.

 

 

Carlos Eduardo Alzate Ortiz
Director Mapatur.com