fbpx
Compartir:

El paladar de los visitantes que arriban al departamento del Quindío es ahora seducido por una oferta gastronómica complaciente, digna de un destino abierto para nacionales y extranjeros.

meal 731422 1280Durante los últimos años, este servicio que se ha alimentado del creciente avance del turismo local, encuentra en miles de comensales la mejor forma de reproducirse. Diríamos que la torta se reparte entre la comida típica y la internacional, sin embargo el mercado no deja sin su tajada la considerada comida rápida y negocios como las tiendas de café ganan un importante espacio dentro del escenario culinario y cultural de la región.

Un reciente estudio del sector adelantado por Acodrés, el gremio de los restaurantes en esta zona del país, y la Cámara de Comercio de Armenia, advierte cifras alentadoras, no solo por el número de establecimientos reportados con matrícula mercantil hasta el año 2018, un total de 2.250, sino por la calidad y la variedad de los productos.

Para el Quindío constituye una valiosa fuente de empleo. Ya el Foro Económico Mundial califica la industria gastronómica en el mundo como un negocio con hambre de éxito. Aquí se reivindica esa teoría para beneficio de quienes viven aquí y para aquellos que compensan la satisfacción de sus vacaciones en los placeres que se derivan de una buena cocina y una buena mesa.

Exigencias gastronómicas a medida

gastronomy 1529736 1280El departamento del Quindío podría considerar este sector de su economía apenas en pleno desarrollo y madurez. De hecho, la historia del turismo aún no sobrepasa los 30 años, sin embargo es justificable su oferta gastronómica si se tiene en cuenta el nivel de compromiso de los inversionistas que en los últimos cinco años han hecho esfuerzos para elevar el nivel de la calidad de sus negocios.

Se nota en el nivel de consumo que se percibe en Armenia, su capital y en los municipios de Circasia, Salento y Filandia que vienen marcando una pauta importante de este indicador. De acuerdo al estudio, comer sobre barriga, sancocho trifásico, frijoles y otras delicias de la gastronomía nacional, se quedó en el gusto del turista colombiano, mientras que la tendencia del foráneo apunta a platillos de corte internacional, lo que se ha evidenciado en la aparición de restaurantes con enfoque en recetas españolas, japonesas, peruanas, mejicanas, italianas, entre otros, que alcanzaron en 2018 el 37% de participación en el mercado.

Otros sabores que se consolidan dentro de la decisión de alimentación de propios y foráneos proceden de la comida vegana o vegetariana que en 2016 alcanzó un nivel de participación del 18.40% y que para el 2018 se estabilizó en un 9.2%.

Desde la paella española, considerado uno de los mejores platos del mundo, el sudao colombiano, el sushi, el café capuchino o el americano, la pasta y hasta la tradicional hamburguesa americana, que ha tomado cierta esencia local, son factor de peso para que mayor número de turistas no solo disfruten los atractivos que ofrece este departamento sino que también descubran alrededor de la gastronomía verdaderos placeres que saltan del plato a la boca para atrapar una nueva pasión de este destino colombiano.